Compañero

Ya no siento tu ausencia. Se que cuando nos encontremos vamos a saber y sentir que nos conocemos y nos complementamos desde el primer instante.

Hoy te declaro ‘imaginario’ y convierto cada momento de tristeza en un pensamiento positivo.

Imagino decirnos ‘buenos días’, darnos un beso antes de dormir, un abrazo cuando lo necesitamos, hacer ‘cositas’ y sobre todo querer hacer más, viajar, crecer. Andar el camino en compañía. Descansar el dolor. Compartir la soledad. Reírnos mucho. Dormir.

Anuncios