Volver

Un día el problema con el Hosting no se pudo resolver, las páginas fueron desapareciendo y quede yo con ganas de escribir.

También prendí fuego mi antigua computadora, la máquina de fotos y el rígido con mi biografía virtual. Me hice de nuevo como quien dice.

Me siento liviana aunque tengo unos kilos de más.

¡Soy de La Quema! ¡Soy de Huracán!

Anuncios